Catedral de Vida > Devocional > Viernes 15 de Febrero – Escuchando su Voz
Devocional

Viernes 15 de Febrero – Escuchando su Voz

Viernes 15 de Febrero – Escuchando su Voz

El hombre fue creado con la capacidad de escuchar y comprender la voz de Dios. El resto de la creación carece de esta cualidad. Lamentablemente el hombre ha perdido la capacidad de discernir la voz de su Creador, pues hay muchas otras voces compitiendo a su alrededor. Entre ellas, está la de los deseos personales, las voces de otras personas y por supuesto, la voz de satanás. Sin embargo, en su obstinado amor, Dios sigue hablando a la humanidad para darle el perdón de los pecados, la salvación del alma, dirección en la vida y la eternidad en sus moradas eterna.
¿Qué es realmente escuchar la voz de Dios? ¿Cómo es eso? ¿Qué medios usa? En primer lugar, Dios usa Su Palabra. Desde los días en el jardín del Edén, Dios habla a los hombres aún después del pecado de Adán y Eva. Dios no cerró el canal de comunicación. Por el contrario, en su misericordia prometió la redención imprescindible para que el pecado no se interpusiera entre el Dios Santo que es y sus criaturas. También, Dios ha hablado a través de sus profetas, de la revelación escrita y finalmente, ha hablado por su Hijo. Así es, Dios se hizo hombre y habitó entre los hombres. Así comunicó, de la manera más sublime, su más sublime amor, gracia y misericordia.
Jesucristo, Emmanuel, Dios con nosotros, sigue hablando  a través de la proclamación del evangelio, a través de la Biblia, a través de sus siervos que predican su mensaje y a través del testimonio de su pueblo. Pero también hay una manera muy personal y directa para hablar a cada persona y es a través de su Espíritu Santo, de quien Jesucristo dijo: “Él me glorificará porque tomará de lo mío y os lo hará saber” Juan 16:14. El Espíritu Santo es quien escudriña lo profundo del corazón, quien descubre los secretos del alma y quien revela al Salvador Jesucristo. Si, es una comunicación espiritual porque “Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón” Proverbios 20:27. Así es, el Espíritu Santo susurra la voz de Dios a aquellos que le aman, le adoran, le buscan en oración, meditan con quietud en Él, se deleitan en su presencia, aman Su Palabra y le ponen por obra.
Los cristianos deben tener sus oídos espirituales apercibidos “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo…” I Tesalonicenses 4:16. La voz de Jesús, la más importante.
Autor: Rvdo. Tony Pérez.