Catedral de Vida > Devocional > Jueves 28 de marzo – El conocimiento de Cristo
Devocional

Jueves 28 de marzo – El conocimiento de Cristo

Jueves 28 de marzo – El conocimiento de Cristo

Consecuencia de conocerle: Ser funcional
“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.
Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros.”
‭‭Romanos‬ ‭12:1-2, 4-5‬ ‭NTV‬‬
Cada vez que me acerco a Dios en esa relación personal, Él espera que nosotros nos presentemos como sacrificio vivo delante de Él. Un sacrificio en donde nuestros deseos sean entregados por amor a Él, en donde renunciemos a nuestra agenda personal y comencemos a escuchar la agenda de Cristo. Y no es que sea un Dios caprichoso, sino al contrario ha sido un Dios muy paciente con nosotros. Él ha nos ha diseñado con una función específica dentro del cuerpo de Cristo, pero cómo crecemos lejos de Él, en nosotros se forman sueños y deseos totalmente desenfocados de la función por el cual él nos creo. Es como si una guitarra quisiera ser piano, por más que lo intente jamás podría sonar como piano. Es un ejemplo un poco absurdo pero así estamos muchas veces en nuestras vidas, tratando de lograr sueños y deseos que por más que intentemos no se cumplirán porque no estamos diseñados para eso. Y tampoco es que Dios nos dará algo que nos desagrada porque la mayoría piensa a veces en esto. Y cómo bien dice su palabra su voluntad es buena, perfecta y agradable. Su voluntad es mejor que la nuestra.
Pero para conocerla hay que comenzar a morir, presentarnos en sacrificio vivo, en donde nos dolerá mucho entregar nuestra agenda para que cumpla la de  Él y en este proceso se nos revelara su voluntad.
Fuimos creados con un propósito eterno, que es superior a nuestros deseos personales. Somos parte de un cuerpo que ha estado retomando sus funciones poco a poco, por años hemos ido despertando uno a uno para unirnos al propósito eterno que el diseño en nosotros y esto le ha devuelto funcionalidad al cuerpo de Cristo. Nuestra función en el Cuerpo es importante, si estamos distraídos y desconocemos su voluntad, estaremos debilitando el cuerpo y esto afecta a cada uno de nosotros. Es literalmente cómo nuestro cuerpo, si un riñón no funciona bien todo el cuerpo se ve afectado.
Es tiempo que retomemos nuestro lugar y comencemos a ser funcionales en el propósito que Dios ha diseñado para nosotros y así como cuerpo de Cristo comencemos a manifestar lo que Cristo ya hizo en la eternidad. Y todo esto solo lo lograremos a través de esa relación personal que él siempre ha querido con nosotros. Una relación de crecimiento en donde solamente Él se va a manifestar.
Que esperas? Separa un tiempo para conocerle y permite que el Espíritu Santo nos guíe en su voluntad.
Autor: Jonathan Zapata