Catedral de Vida > Devocional > Cómo volver a esos primeros pasos…
Devocional

Cómo volver a esos primeros pasos…

Cómo volver a esos primeros pasos…

“Cuando pienso en todo esto, caigo de rodillas y elevo una oración al Padre, el Creador de todo lo que existe en el cielo y en la tierra. Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu. Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes. Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor.  Es mi deseo que experimenten el amor de Cristo, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. ” Efesios 3:14-19 NTV
Y así oró Pablo por la iglesia de Éfeso para que pudieran entender cuan ricos eran en bendiciones espirituales y que solamente estando cerca de Dios podrían tener una vida plena, porque la plenitud solamente viene de Dios.  Por ello, así es que tenemos que orar nosotros para mantenernos siempre cerca de Dios Padre, para que nuestro crecimiento espiritual no mengue.
Pero en caso de que sintamos que nos alejamos, que no estamos tan cerca como al principio, que ese primer amor se hace costumbre, debemos entonces volver a esos primeros pasos… y eso como se hace se preguntarán algunos?  La palabra de Dios nos da esa respuesta:  ” Por eso, acuérdate de cómo eras antes, y vuelve a obedecer a Dios. Deja de hacer lo malo, y compórtate como al principio. ” (Ap. 2:5 NTV). De este versículo podemos apreciar el camino que debemos recorrer para volver:
  1. Recordar como éramos antes. Ver dentro de nosotros mismos, ver en que hemos fallado.
  2. Obedecer a Dios como al inicio cuando lo conocimos.
  3. Dejar de hacer aquello que nos alejo de Él.
  4. Hacer lo que hacíamos al inicio, aquellas obras que nos llevaron a estar cerca de Él.
Se que no es fácil, pero es el lugar donde alcanzamos nuestra plenitud. Si queremos volver a sentir lo mismo, a vivir para el Padre, debemos volver a esos primeros pasos. No te alejes, no te desvíes mas y regresa.
Autora: Aleika De León de Gonzalez.