Catedral de Vida > Devocional > Me perdí
Devocional

Me perdí

Me perdí

Cuanto tiempo perdí tratando de escuchar a otros, tratando de adivinar sus pensamientos y lograr expectativas que no fueron diseñadas para mí. Busqué incansablemente lograr expectativas que lo único que hicieron fue distorsionar mi identidad, tome de una fuente que lo único que hizo fue contaminar mi origen, distorsionar lo que tu formaste en mí. Tanto tiempo invertido en buscar agradar a otros pero nunca logre agradarles, siempre faltaba algo, siempre había algo que no encajaba y no entendía porque. En medio de esa búsqueda por agradar a otros me perdí, me perdí tanto que no supe a dónde más ir y en el momento más oscuro de mi vida apareciste sin yo haberte buscado, lo que no sabía era que siempre estuviste allí buscándome, siempre estuviste llamándome pero yo te ignoraba, escuchaba otras voces pero nunca te escuché a ti, solo corría lejos de ti.

No se si te ha pasado a ti, pero yo en lo personal corrí muy lejos de Dios sin saber que cada paso que daba era impulsado por intentar agradar a otros y esto me llevo a olvidar por completo de quién soy en Cristo. Toda la creación se alejo por completo de Dios desde el día que Adán decidió escuchar más la voz de la serpiente que la de Dios, pero Dios nunca se alejo, al contrario fue cuando más se acerco e intensamente nos busco. Al Pueblo de Israel le paso, Dios fue a su encuentro,

“»Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo; pero cuanto más lo llamaba, más se alejaba de mí y ofrecía sacrificios a las imágenes de Baal y quemaba incienso a ídolos.”

Oseas‬ ‭11:1-2‬ ‭NTV‬‬

La respuesta de Israel al final de este pasaje no fue la mejor, fueron tras imágenes buscando agradar a otros.

Dios esta llamando a una generación a volver a Él. Dios quiere hacer de nosotros una nueva criatura, un nuevo ser, no corramos más, no busquemos llenar expectativas cuando ya somos aceptos en Él, cuando ya fuimos diseñados para agradarle. Desde que nacimos ya éramos aceptos, el enemigo quiso distorsionar lo que Dios puso en nosotros, pero aún en medio de todo Él solo nos pide mantenernos cerca de su presencia y en medio de ese lugar va a hacernos de nuevo, va a conectarnos con nuestro origen, con el lugar en donde fuimos diseñados, vamos a volver a escuchar lo que Él soñó de nosotros, lo que piensa de cada uno y lo que vamos a volver a ser. No hay nada en nosotros que a Él le desagrade porque Él nos diseño, solo que nos alejamos y escuchamos otras voces que distorsionaron lo que Él hizo de nosotros, pero Él es experto haciendo las cosas nuevas, solo volvamos a escucharle y no nos separemos de Él. Mantengamonos cerca de nuestro Padre para volver a estar en el lugar correcto y desde allí volver a soñar lo que Él soñó de nosotros, volver a ver las obras que Él hizo para nosotros. Volvamos a escuchar su voz y no volvamos a pensar que Dios no nos ama, al contrario se apasiona por ti y por eso nunca te ha perdido de vista.