Catedral de Vida > Devocional > La puerta de la bendición
Devocional

La puerta de la bendición

La puerta de la bendición

La Fe:  Se necesita fe para para ver el poder de Dios manifestarse en nuestras vidas. Dios quiere hacer milagros y prodigios, pero la incredulidad detiene la mano de Dios.

Es hora de avanzar y cruzar la puerta de bendición y obtener a través de la fe, nuestra herencia lo que el padre preparo de antemano para nosotros

No es cualquier fe, es la fe de Dios en nosotros, la que nos impulsa a experimentar lo sobrenatural. En hebreos 11.6. el escritor nos dice lo siguiente. “Y SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS, Porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe y que es galardonador de los que le buscan.

La fe tiene sus características:

Es creativa tiene la capacidad de creer y crear cosas, no se limita por lo que ve, sino por la palabra de Dios, crea cosas nuevas de la nada (Leer Romanos 4:17 b).

Esta clase de fe se manifiesta en la creación, Dios dijo la palabra y fue hecho…y vio Dios que todo lo que había creado era bueno en gran manera. Genesis 1.12,18, 27-31.

La creatividad de Jesús se manifestó en los milagros que él hizo. La fe creativa se activa bajo el decreto de la palabra de Dios. Jesús en una ocasión paso cerca de la higuera esperando de ella fruto, y no halló por su palabra la higuera se seco fue improductiva. Dios quiere glorificarse cada día en nosotros, así como lo hizo con Israel, frente a las imposibilidades, él siempre levantó un hombre o una mujer con fe, dispuesto a darle oportunidad de manifestar su poder.

Fe Productiva: Es aquella clase de fe que se manifiesta a través de las obras. El escritor del libro de Santiago nos dice: 

Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma, pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Santiago 2:17-18 

Las obras representan la evidencia de los poderosos hechos de Dios.

Tenemos un Dios Todopoderoso, que se da a conocer a través de sus obras. Demuestran quién es Él, lo que hace a favor de sus hijos a quién él ama con amor eterno.

Cada día de las pruebas y adversidades será también, un momento oportuno para que veas los hechos de un Dios grande, revelarse a ti, y su fidelidad hacia ti se manifiesta cambiando tu derrota en victoria, tu tristeza en alegría, tu tormento en paz, tu enfermedad en salud, solo tienes que creer y confiar que no hay nada difícil para Dios.