Miércoles 1 de Mayo – Valoremos su presencia

Ayer compartiamos acerca de la contaminación y como nos puede llevar a desviarnos del propósito al cual hemos nacido. Y una de las luchas más grande que tenemos tiene que ver con los tiempos que estamos viviendo en donde se han levantado muchas voces que desean distorsionar lo que Dios ha diseñado en nosotros, Hoy en día, estamos siendo bombardeados por todo tipo de información contraria a lo que Dios desea manifestar a través de nosotros.  Redes sociales, televisión, radio y periódicos, nos rodeamos de todo tipo de opiniones y en ocasiones nos dejamos llevar por estas voces, muchas veces nos dejamos influenciar por esas voces para tomar nuestras decisiones.  Nuestras decisiones determinar el rumbo de nuestras vidas, determinan del camino que seguiremos. Cada uno de nosotros todos los días tomamos decisiones que no solo afectan nuestra vida sino la de nuestro seres queridos. Una mala decisión financiera, puede traernos tiempos de mucha escasez, una mala decisión personal puede afectar el rumbo de toda mi casa. Y todos días tomamos decisiones basándonos en nuestras emociones, en lo que escuchamos de la gente, de lo que escuchamos de nuestros amigos, de lo que vemos en redes sociales, pero como hijos de Dios tenemos un Padre que hoy esta hablando fuertemente a su iglesia, así como se han levantado muchas voces, el Padre esta levantado una generación que le escucha y obedece, una generación que decide tapar sus oidos a las muchas  voces para escuchar solamente su voz. Y una característica fundamental de esta generación que se esta levantando tiene que ver con valorar su presencia en nuestras vidas. Y hoy vamos a compartir un poco de este tema de volver a darle el lugar que el merece en nuestras vidas, no solo buscarlo cuando tenemos problemas, sino de entender que el desea estar en todo tiempo y desea llevar nuestra carga, desea anticipar nuestros problemas.
Existen muchos ejemplos en la biblia de hombre y mujeres que decidieron volver a escuchar a Dios y valoraron su  presencia mas que cualquier otra cosa, y eso no solo cambio sus vidas sino que esas decisiones afectaron a miles, pero esas  decisiones de volver a escuchar y obedecer a Dios requirió de mucho valor.
Como podremos valorar su presencia?
  • Primero debemos comprender que es lo que representa su presencia.
Cuando hablamos de su presencia debemos referirnos a dos tiempos en la historia de la cristiandad:
Antiguo Pacto
¿Que es el antiguo pacto?
“Después los sacerdotes llevaron el cofre del pacto de Dios hasta el fondo del templo, donde estaba el Lugar Santísimo, y lo pusieron bajo las alas de los dos grandes querubines. Las alas extendidas de los querubines cubrían el cofre y las varas que servían para trasladarlo. Estas varas eran tan largas que sus puntas se veían desde el Lugar Santo, que estaba frente al Lugar Santísimo. Sin embargo, no podían verse desde afuera del templo. Así se quedaron hasta el día en que se escribió este relato. Lo único que había en el cofre eran las dos tablas de piedra con las leyes del pacto. Esas leyes se las había dado Dios a los israelitas cuando salieron de Egipto. Moisés las había puesto en el cofre cuando estuvo en el monte Horeb.”
‭‭2 Crónicas‬ ‭5:7-10‬ ‭TLA‬‬
El cofre del pacto representaba la presencia del Dios viviente, era un simbolismo de lo que Dios iba a formar despues de Cristo. El cofre del pacto contenía dentro de si, los 10 mandamientos que eran las ordenanzas que debía cumplir Israel, era el antiguo pacto. Si Israel cumplia sus ordenanzas, el seria su Dios y ellos serian su pueblo ( este es el pacto).
Con el antiguo pacto la presencia de Dios reposaba sobre el cofre del pacto, si ellos cumplían sus ordenanzas su presencia siempre estaría con ellos. Pero no solamente estaba la palabra escrita de los mandamientos y las leyes, Dios les quiso hablar directamente a todos, pero ellos decidieron no escucharle por miedo a morir. Decían si escuchamos su voz directamente ciertamente moriremos por causa de nuestros pecados (Leer Exodo 20:18-19). Así que esa decisión provoco que hablara  a ellos a través de los profetas y los sacerdotes ( Leer Deut. 18:14-22; Levítico‬ ‭9:7, 12-14, 22-23‬ ‭RVR1960‬‬)
Que era un profeta? simplemente alguien que trasmitía un mensaje de parte de Dios. Cuando estaban indecisos sobre que camino seguir, el profeta les traía dirección de parte de Dios, y lo mismo ocurría cuando estaban desviados del camino, venia el  profeta con palabras fuertes de parte de Dios para nuevamente alinearlos a su voluntad.  En cambio los sacerdotes eran reconciliadores de Dios, si un hombre fallaba al pacto, debía ofrendar a Dios, el sacerdote primero debía pedir perdón por sus fallas y luego pedir perdón por los demás, esto les permitía tener reconciliación con el pacto de Dios.
Todo esto es un pequeño resumen de lo que ocurría con el pueblo Israel dentro del antiguo testamento. Desde Génesis  hasta Malaquias, vemos como Dios conformo a su pueblo y como el los guiaba a través de toda su historia.  Les invito a leer todo éxodo en donde podemos ver todo lo antes comentado.
Porque les hablo de esto, es para que podamos tener un panorama completo del pacto que hoy en día Dios nos permite tener; el cual debemos valorar más que cualquier otra cosa.
El Nuevo Pacto
“»Vienen días, dice Jehová, en los cuales haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. No como el pacto que hice con sus padres el día en que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. Pero éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Pondré mi ley en su mente y la escribiré en su corazón; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.”
‭‭Jeremías‬ ‭31:31-33‬ ‭RVR95‬‬
En el nuevo pacto pacto ya no existe un cofre en donde la presencia repose, somos nosotros mismos los portadores de su presencia, cuando Jesús murio y resucito nos permitio reconciliarnos con Dios, ya no es un sacerdote que debe todos los años hacer un sacrificio por mi, es el hijo de Dios sacrificándose por mi para que podamos tener nuevamente una relación con nuestro creador.
“Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación: Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él.”
‭‭2 Corintios‬ ‭5:18-21‬ ‭RVR95‬‬
Con la muerte y resurrección de Jesus, en nuestra vida se cumple el nuevo pacto, ya la presencia de Dios no reposa en cofre, sino en nuestra vida, el cofre somos nosotros y la ley ya no es una palabra escrita en una tabla, sino que Dios la escribe en nuestro corazón.  Ya la ley no se cumple por ordenanza sino por amor. Nuestro compromiso no es por obediencia sino por amor a Jesus. Por amor a aquel que se entrego a la muerte por nosotros, a aquel que no le importo su sufrimiento con tal que fueramos libres de la muerte y del pecado.
Pero como la presencia de Dios reposa sobre mi?
El Espíritu Santo es la presencia viva de nuestro Dios,  cuando Jesus resucito, les decía a sus discípulos es necesario que yo me vaya para venga el Espiritu de Dios sobre ustedes.  En el antiguo pacto el reposaba en un cofre y si deseabas su presencia debias ir hacia el altar para encontrarte con su presencia. Hoy en dia es diferente su presenta habita en nosotros por medio del Espiritu Santo. Su presencia no reposa en un templo, nosotros portamos su presencia, pero no le hemos dado el lugar que le corresponde.  En el antiguo pacto la dirección de Dios venia de un profeta que traía un mensaje de parte de Dios, un mensaje que alineaba, un mensaje que despejaba dudas, un mensaje que traía reposo, un mensaje que reconciliaba, pero con el nuevo pacto nuestra dirección proviene de quien reposa en mi, la palabra  ya no viene por medio de un  profeta sino que nosotros somos  los profetas, somo guiados por el Espiritu de Dios, expresando lo que el desea expresar en la tierra.
Entonces vamos al culto a buscar su presencia y guianza, cuando a través de su Espíritu tenemos esas cosas, el culto debe ser solo una expresión de lo que vivimos en lo intimo con Dios. No malinterpreten mis palabras no digo que ir al culto sea malo, al contrario es necesario para nuestro crecimiento, pero no podemos poner nuestro foco de atención solo en el culto, cuando tengo a mi lado al Espíritu Santo. El Espíritu Santo debe tener toda nuestra atención, nuestra vida es como ir conduciendo un vehículo y no saber hacia donde debemos ir, nuestro destino lo conoce Él, Él es nuestro creador y conoce para que nacimos. Entonces estamos conduciendo un vehículo que no conocemos a donde debe dirigirse pero tenemos un copiloto que sabe por donde ir, por donde no meterse, pero no lo escuchamos preferimos prender la radio y dejamos de escuchar su dirección, su consuelo. Volvamos a valorar su dirección, su guianza, volvamos a obedecerle.
Romanos 8:14 Dice en su  palabra “que todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son  hijos de Dios”
Un ejemplo del valorar al Espíritu Santo lo vemos reflejado en  Hechos de Los Apóstoles, en donde vemos a sus discípulos desafiar un sistema corrupto en donde ha pesar de la corrupcion ellos hicieron prevalecer las ordenanzas de Dios. Vemos a Pedro a hablar en Publico con valor y sin miedo a ser rechazado. Cuando antes de tener el Espíritu Santo, negó a su maestro tres veces, vemos un grupo de apóstoles que se habían unido para preservar sus enseñanzas que antes cuando apresaron a Jesus se habían dispersados para no ser hallados junto con Él. Todos ellos estaban con Él cuando lo apresaron pero huyeron cuando fue el momento critico, y solo a través del Espíritu Santo lograron tener la unidad y fortaleza necesaria para obedecer sus mandatos.
“pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra.”
‭‭Hechos‬ ‭1:8‬ ‭RVR95‬‬
“Si obedecemos a Dios, viviremos unidos a Él y Él vivirá unido a nosotros. Esto lo sabemos por el Espíritu Santo que nos ha dado.”  1 Juan 3:24 TLA
El Espíritu Santo es nuestra ayuda aquí en la tierra, ya no tenemos que acudir a un profeta que nos diga una palabra de parte de Dios, nosotros tenemos acceso a su palabra todos los días, volvamos a valorar su presencia. No esperemos que otro ore por mi, ni que otro me traiga un mensaje de parte de Dios, cuando el quiere hablarnos personalmente todos los días a través del Espíritu Santo.  No esta mal que otro ore por mí por un tiempo, pero Dios tiene hijos y no quiere mandarte un mensaje con otra persona, quiere hablarte cara a cara.
Cuando valoramos su presencia procuraremos mantenernos puros porque conocemos lo que deposito en nosotros, esto nos llevara a un mayor compromiso con Él, en donde comenzaremos a creer y a vivir pensando en su propósito, en la voluntad buena, perfecta y agradable que creo para nosotros.
Hoy volvamos a volararle y empecemos a escuchar al Espíritu  Santo de Dios.
Si ya aceptaste a Jesus en tu corazón, eso quiere decir que el ya habita en tí, solo nos toca empezar a valorarlo y escucharlo con detenimiento. Si no has recibido a Jesus, hoy invítalo a tu corazón, Él no rechaza un corazón contrito y humillado.
Que la Paz de Cristo este en ustedes!
Autor: Jonathan Zapata

Martes 30 de Abril – La contaminación

Ayer compartíamos acerca de la importancia del conocerle por encima de cualquier cosa que pudiéramos hacer, de frenar nuestras vidas del activismo y comenzar a poner nuestras vidas bajo su autoridad y empezar a buscar agradarle a Él. Pensamos que por estar rodeados de actividades cristianas y no estar haciendo esa lista larga de pecados visibles estamos agradando al Padre, pero que estando dentro de su casa podríamos estar muy lejos de su voluntad sin darnos cuenta. A Eli le paso, y quisiera que estemos profundizando en su vida y las cosas que lo alejaron completamente de Dios aun a pesar de estar dentro de la casa de Dios.
“El joven Samuel servía al Señor bajo la supervisión de Elí. En aquellos días el Señor no se comunicaba ni en visiones, pues éstas no eran frecuentes. 1 Samuel 3:1 RVC
Elí era el sumo sacerdote del pueblo de Israel en el tiempo de Samuel. Un sumo sacerdote era la representación de Dios en la tierra, era quien escuchaba a Dios y traía palabra de parte de Dios al pueblo.  ¿Como alguien que es elegido para escucharle y guiar al pueblo de Dios podía vivir diariamente sin escucharle? Es una pregunta que me hice cuando leía el pasaje anterior, porque dice que el señor no se comunicaba. Cuan difícil debió ser para Elí vivir esos   tiempos sin la dirección de Dios. En lo personal no creo que Dios lo haya elegido para después no guiarlo, en realidad el silencio de Dios se debió a la actitud de Elí para con Él.
El silencio de Dios para la vida de Elí ocurrió por su actitud. El había permitido que sus hijos profanaran el sacrificio y esto provoco el enojo de parte de Dios.  El dejar pasar por alto lo que sus hijos hacían contaminaron el corazón de Eli, esta contaminación lo alejo de escuchar con claridad la voz de Dios. La contaminación no nos permite ver con claridad, ni oir con claridad.
¿Que es la contaminación?
Según un diccionario en la web La palabra contaminación viene del latín contaminatio, contaminationis (corrupción o suciedad que algo adquiere por contacto con otra cosa, también a veces mezcla de cosas que por fusión dan lugar a otra), nombre de acción del verbo contaminare (corromper, ensuciar, alterar la pureza de algo por toque o contacto.
Es cuando mezclamos algo puro con suciedad, y para ilustrar un poco más es como tomar un vestido de novias y ir a un lodazal y meternos en ese lodazal. Creo que ninguna mujer en su sano juicio haría algo así. El vestido quedaría totalmente arruinado. Pero saben que en ocasiones hacemos eso con nuestra vida.
La familia de Elí fue separada para un propósito especial, pero el día a día, la rutina, la falta de entendimiento de este propósito creo que fue lo que sacó a Elí del propósito al cual Dios lo llamo a él y a su familia. Dice su palabra que los hijos de Elí profanaron  los sacrificios del templo, usaron lo que era Santo para un propósito al cual Dios no diseñó para que se usase. De la misma forma nosotros en ocasiones nos mezclamos con miles actividades y cosas que no responden o no van de acuerdo al propósito que Dios nos llamó. Voy a poner el mismo ejemplo de hace un momento, el traje de novias no fue diseñado para bañarse en lodo, si lo uso de esta forma el traje perderá su propósito, de la misma forma funciona en nuestra vida. Para Elí debió ser muy difícil el tiempo en que Dios guardó silencio y creo que ese silencio no tenía que ver con qué Dios no quisiera hablar sino al contrario, creo que tiene que ver con la condición de contaminación en la que se encontraba la vida de Elí y su familia. Elí nunca regañó a sus hijos, ni los corrigió, ellos seguían haciendo mal usos de las cosas del templo y Elí no les decía nada, creo que llego un punto en donde Elí lo veía como normal. Y a esto se refiere la contaminación, existen cosas que vemos que al principio creemos que están mal y poco a poco se van haciendo parte de nuestra vida a tal punto que llega un momento que las toleramos y no hacemos nada al respecto por cambiarlas. Existen hábitos en nuestra vida que nos están alejando de escuchar a Dios, ejemplo veo demasiada redes sociales, invierto casi 4 horas de mi vida en eso y al principio me confronto digo, se que está mal hacer mal uso de mi tiempo de esta forma, pero llega un momento que esto se vuelve un hábito y llega el punto en el que ya es parte de mi vida y no hago nada al respecto por cambiarlo, a esto me refiero con contaminación hay hábitos que se van haciendo parte de nuestra vida que nos separan del propósito, que nos alejan de escuchar a Dios. Y retomo lo que dije hace un momento no creo que Dios no quisiera hablar, el problema era que no había nadie dispuesto a escucharle y allí es donde Samuel nace como una esperanza que alguien que desde pequeño fue apartado y que vivía según el propósito al cual fue diseñado y esto tuvo que llamar la atención de Dios, “he aquí alguien que desde bebé fue apartado para escucharme, para cumplir mi propósito”.
Entonces Elí llamó a Samuel, y le dijo: «Samuel, hijo mío.» Y él respondió: «Aquí estoy.» Y Elí dijo: «¿Qué fue lo que el Señor te dijo? Te ruego que no me ocultes nada. Que Dios te castigue, y aún más, si me ocultas lo que Dios te dijo.»”
‭‭1 Samuel‬ ‭3:16-17‬ ‭RVC‬‬
Algo que me llama mucho la atención del pasaje con el que comenzamos fue la desesperación de Elí porque Samuel le contara lo que Dios iba a hacer, creo que él era consiente de su problema y el silencio de Dios para su vida era una consecuencia de no hacer nada al respecto. La contaminación al principio es muy visible pero a medida que dejó pasar las cosas llega un punto en donde me acostumbro a la suciedad y creo que esto le paso a Elí, llego un punto en donde ya le he normal todo lo que sus hijos hacían.
Lo mismo ocurre en nosotros, poco a poco nos sumergimos en cosas que Él no nos pidió para hacer y vamos llenando nuestras vidas de pesos y cargas que no fueron diseñadas para nuestras vidas. Llegara un momento que dejaremos de escuchar su Voz y esto es lo más difícil que nos puede pasar, porque es necesario estar cerca de Él para poder cumplir el propósito al cual nos llamo.
Si hoy te es muy difícil escucharle, deja a un lado por un día el activismo y comienza a buscarle, Dios no rechaza un corazón contrito y humillado, Él esta esperando que volvamos a escucharle y que empecemos a caminar en los diseños que el preparo para su iglesia. Lo primordial es escucharle y mañana profundizaremos un poco en eso.
Recuerda Jesús espera por ti cada mañana.
Autor: Jonathan Zapata

Jueves 7 Marzo – Sígueme: una invitación a crecer en Él

“El Señor dijo también: «Simón, Simón, Satanás ha pedido sacudirlos a ustedes como si fueran trigo; pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, cuando hayas vuelto, deberás confirmar a tus hermanos.» Pedro le dijo: «Señor, no solo estoy dispuesto a ir contigo a la cárcel, sino también a la muerte.» Y Jesús le dijo: «Pedro, te aseguro que el gallo no cantará hoy antes de que tú hayas negado tres veces que me conoces.»”
‭‭San Lucas‬ ‭22:31-34‬ ‭RVC‬‬
Algo que me llama mucho la atención de ese pasaje es que ese pasaje se parece muchísimo al pasaje inicial de Job, en donde el diablo pide sacudir a Job. Es un pasaje en donde, Jesús no le dice que no va a fallar sino al contrario, le indica que va a caer, pero que a pesar de eso su fe no fallará. Creo y es un pensamiento personal, que Dios no deja que el diablo nos pruebe a menos que estemos preparados y eso no quiere decir que no voy a caer, la prueba es para exponer lo que hay dentro de nuestro corazón, es para sacar a luz aquello que nos impide hacer por completo su voluntad. Es una prueba que va a certificar que tanto hemos crecido. Aunque suene duro es literalmente como cuando estamos en el colegio y se nos pone una prueba, la misma sirve para saber que tanto estoy capacitado para el siguiente nivel, no viene para destrucción, al contrario, viene ayudarnos a comprender que tanto debo cambiar o mejorar para que mi carácter sea aprobado y veamos lo que le paso a Simon Pedro, luego de ser probado.
“Terminado el desayuno, Jesús le preguntó a Simón Pedro: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Pedro le contestó: —Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Cuida de mis corderos. Volvió a preguntarle: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas? Pedro le contestó: —Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Cuida de mis ovejas. Por tercera vez le preguntó: —Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? Pedro, triste porque le había preguntado por tercera vez si lo quería, le contestó: —Señor, tú lo sabes todo: tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Cuida de mis ovejas. Te aseguro que cuando eras más joven, te vestías para ir a donde querías; pero cuando ya seas viejo, extenderás los brazos y otro te vestirá, y te llevará a donde no quieras ir. Al decir esto, Jesús estaba dando a entender de qué manera Pedro iba a morir y a glorificar con su muerte a Dios. Después le dijo: —¡Sígueme!”
‭‭San Juan‬ ‭21:15-19‬ ‭DHH94I‬‬
Simón fue confrontado por Jesús, y expuso lo que Simón no había comprendido, cuando Jesús estaba a lado de Él, todo era lindo, no había problemas que soportar, ni guerras que luchar, solo estaban siendo entrenados para lo que venia, cada uno de los discípulos fue entrenado por Jesús para ser probados, no creo que ningún discípulo se salvara de esto, creo que todos fueron probados, la Biblia nos expone el caso de Simon Pedro y nos muestra que fue confrontado por Jesús para exponer lo que había en su corazón, le permitió entender que le faltaba mucho por crecer, para Simón, en su entender Jesús lo era todo y daría todo por Él, pero lo negó y cuando Jesús lo confronta se da cuenta que no amaba a Jesús, simplemente lo quería y el querer es muy diferente a amar. Cuando queremos no somos capaces de ajustar nuestra vida para que esa persona se sienta a gusto con nosotros. El querer es muy diferente a amar, en donde hago lo necesario para que esa persona amada se sienta a gusto con mi vida. Y por esto Jesús no lo rechazo, al contrario le hizo una invitación: sígueme, hace falta mucho por crecer. Jesús no desecho a Simón Pedro por haber caído, sino que lo confronto con su realidad, le expuso lo que él  no había visto, lo que lo desvío de Jesús. La prueba le expuso a Simón Pedro, lo mucho que le faltaba por crecer y allí Jesús le extiende sus brazos para que no se deje vencer, para que su fe no falle, para que comprenda que hay un propósito por el cual fue diseñado y es en Cristo.  Por eso le dice “sígueme”, como diciéndole, no te he rechazado, no te he abandonado, veo a un Pedro cumpliendo el propósito por el cual fue diseñado, sé que vas a amarme por encima de todo, pero para eso debes seguir mis pasos, no debes desviarte, debes mantenerte junto a mi, porque lejos de mi, no podrás vencer.
Ver a un Pedro crecer en conocimiento y verdad en Cristo por haber permanecido cerca de Él. Lo que llego a escribir acerca de la purificación, entendiendo en todo su contexto lo que escribía, el vivió esa purificación, el no era perfecto, pero fue enseñable y llego a crecer tanto por amor a la verdad (Cristo en nosotros).
“Ahora ustedes, al obedecer al mensaje de la verdad, se han purificado para amar sinceramente a los hermanos. Así que deben amarse unos a otros con corazón puro y con todas sus fuerzas. Pues ustedes han vuelto a nacer, y esta vez no de padres humanos y mortales, sino de la palabra de Dios, que es viva y permanente. Porque la Escritura dice: «Todo hombre es como hierba, y su grandeza es como la flor de la hierba. La hierba se seca y la flor se cae,”
‭‭1 Pedro‬ ‭1:22-24‬ ‭DHH94I‬‬
Dios nos está haciendo una invitación, nos dice sígueme como le dijo a Simón Pedro, Él no vino a desecharnos, sino a procesarnos, Él no he terminado contigo, la obra no esta completa, ha falta mucho para crecer, pero que no falte tu fe y ve lo que yo estoy viendo en ti: la obra completa. Estoy viendo a Pedro(Roca), no ha Simon (qué era inestable), estoy viendo a Cristo formado en ti. Sígueme, es una invitación a permanecer cerca de Él, entendiendo tu debilidad y que solo junto a Él, esa debilidad ya no sera un estorbo, sino una fortaleza en Cristo.
Recuerda JESÚS espera por ti cada mañana!
Autor: Jonathan Zapata

Viernes 1 Marzo – El silencio de Dios

“Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.”
Jeremías 33:3 | NVI |
Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.
1 Juan 5:14 | NVI |
Recuerdo que de pequeño, cuando salía con mi mamá de compras y hacía algo que a mi mamá no le gustaba,  ella solo me miraba y quedaba en silencio, eso para mi significaba que podría estar en problemas cuando llegábamos a la casa.
Así como yo experimenté en muchas ocasiones el silencio de mi madre, de la misma forma en nuestras vidas en algún momento hemos experimentado el silencio de Dios, pero esos silencios también tienen un significado y en lo personal he notado que ese silencio se da por dos situaciones:
  • Cuando Dios está trabajando a mi favor.
  • Cuando hay mucho ruido a mi alrededor.
En la web se define silencio como: “Ausencia total del sonido, abstención de hablar, en el ámbito de la comunicación humana. Y, sin embargo, que no haya sonido alguno no siempre quiere decir que no haya comunicación”, me llama poderosamente la atención  la segunda parte de este significado porque me ha sucedido en repetidas ocasiones que me he desesperado en obtener una respuesta de Dios y Él ha estado en silencio, sin embargo, ese silencio ha bendecido mi vida en gran manera, con esto he podido entender que las cosas nunca son en nuestro tiempo ES EN EL TIEMPO DE DIOS y el que no escuche su voz no quiere decir que no esté obrando a mi favor.
En otras ocasiones el escuchar la voz de Dios se ha visto afectado por ruidos externos como trabajo, amigos, afanes de la vida, en fin, cosas que me hacen ruido espiritual para escuchar su voz, así como existen audífonos que cancelan el ruido externo y nos permiten escuchar claramente música, así mismo debemos activar nuestros sentidos espirituales  para cancelar todo ruido que nos impida escuchar con claridad la voz de Dios.
Hay un ejemplo en la biblia que llama poderosamente la atención y fue las veces que Samuel confundió la Voz de Dios,
Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: !!Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. Samuel 3:10 | RVR1960|
Así como nos pasa diariamente, le paso a Samuel, el no escucha con claridad quien lo llamaba, el escuchaba una voz, pero no distinguía quien era. El tuvo que activar sus sentidos espirituales para poder escucharle y esto comienza con disponer nuestro corazón a escuchar, así hizo Samuel, el decidió escucharle, el pudo ignorar la Voz, pero no lo hizo prefirió escuchar lo que Dios tenía para decirle.
Una de las personas que pudo experimentar el silencio de Dios fue Moisés, aunque escucho su voz de manera audible no existen registros durante sus primeros 80 años de vida, sin embargo, sin escucharle mantuvo su fe, muchas veces queremos escuchar al Señor de manera audible pero tenemos que tener presente que Dios siempre nos hablará por medio de su Palabra,
“Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia,” 2 Timoteo 3:16 | LBLA |
Por medio de la predicación,
“Hijo mío, atiende a mis consejos; escucha atentamente lo que digo. No pierdas de vista mis palabras; guárdalas muy dentro de tu corazón. Proverbios 4:20-21 | NVI |
Incluso la naturaleza nos habla de su grandeza,
Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día,Y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol;” Salmo 19:1-4 | RVR1960| .
Este día tomemos un momento para pedirle al Señor que nos ayude a tener nuestros oídos prestos a escuchar su voz y que quite todo ruido  que impida escucharlo.
Autor: Jonathan Rivas

Póstrate a sus pies

Muchas veces por los afanes diarios que tenemos, no disponemos del tiempo suficiente para hablar con Jesús. Hacemos una oración que dura menos de 10 minutos y a veces ni siquiera la hacemos de rodillas, sino en nuestra cama o mientras llegamos a nuestro trabajo, universidad o colegio.

Cuando conversamos con una autoridad importante prestamos atención a cada una de sus palabras entonces, ¿cuál es la razón por la que no le estamos dando la atención que se merece? ¿Será que hemos desviado nuestra mirada de Él y estamos más preocupados en las cosas de éste mundo?

La biblia menciona a algunas personas que reconocieron ante quien se estaban presentando y deberían ser para nosotros un ejemplo a seguir:

– La mujer que ungió los pies de Jesús con un costoso perfume. Lucas 7:38 dice: “Llorando, se arrodilló detrás de él a sus pies. Sus lágrimas cayeron sobre los pies de Jesús, y ella los secó con sus cabellos. No cesaba de besarle los pies y les ponía perfume“.

– Un padre preocupado. Lucas 8:41-42 dice: “Entonces llegó un hombre llamado Jairo, que era un alto dignatario de la sinagoga; postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrara en su casa. Su única hija, que tenía unos doce años, estaba muriendo”.

– Uno de los diez leprosos. Lucas 17:15-16 dice: “Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió glorificando a Dios a gran voz y se postró rostro en tierra a sus pies dándole gracias”.

– Cuando Lázaro murió. Juan 11:32 dice: “Cuando María llegó y vio a Jesús, cayó a sus pies y dijo: -Señor, si tan sólo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”.

Cada uno de ellos se postró ante Jesús reconociendo quién era Él y el poder que tenía para cambiar sus circunstancias. Hoy, tú también puedes tener la misma actitud y acercarte a tu Salvador para recibir de Él no sólo una sanidad física sino integral de mente, cuerpo y espíritu que te permita glorificar su nombre y dar testimonio de su amor y cuidado.

Para ti, la mejor ofrenda es la humildad. Tú, mi Dios, no desprecias a quien con sinceridad se humilla y se arrepiente. Salmos 51:17 (TLA).

Como dice una canción muy conocida, sólo a sus pies encontraremos paz, gracia, bendición, luz y dirección. No existe un mejor lugar donde podamos encontrar esperanza y fortaleza más que en la presencia de nuestro Señor.

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.