Inicio

¿Nos visitas por primera vez? .... Descubre cómo, dónde y cuándo son nuestras reuniones y actividades. ¡¡Esperamos verte pronto!!

Nuestra Iglesia

Anuncios y Eventos

ITEBUP

Bienvenidos a Catedral de Vida

Somos una comunidad que cree firmemente en la palabra de Dios. Ven con nosotros.

La Catedral de Vida nace el 13 de junio de 1967, de la mano de Dios y gracias a pastores y misioneros esforzados y visionarios de la obra de Dios en Panamá.

Con la misión de Id por el mundo y predicar el evangelio a toda criatura, seguimos Produciendo para el Reino, y nuestra iglesia continúa compartiendo la palabra del Señor, alcanzando a las almas, por medio de nuestros cultos, servicios de oración, ayunos, evangelismos y plataformas digitales que permitan la comunicación continua con el pueblo de Dios.

Te invitamos a asistir a nuestra iglesia, en donde recibirás orientación y estamos seguros de que el amor de Dios tocará tu vida y tu corazón.

¡Lo que viene para nuestra Iglesia!

Próximos Eventos

Nuestros Ministerios

El éxito de nuestra Iglesia depende de la participación de gente como tú.

Involúcrate en nuestros Ministerios – cambiará tu vida.

Devocional Diario

Un proceso de por vida

Jesús siempre será el perfecto ejemplo para aquel consejero, maestro y líder que se necesita para discipular, pero no solo eso, Jesús en su niñez fue también ejemplo, de que en cada etapa habrá alguien que nos enseñe, que nos oriente. Dice Su palabra que “…, en la multitud de consejeros hay seguridad.”(Proverbios 11: 14), […]

Que nada nos frene!

“Me acuerdo de tu fe sincera, pues tú tienes la misma fe de la que primero estuvieron llenas tu abuela Loida y tu madre, Eunice, y sé que esa fe sigue firme en ti.  Por esta razón, te recuerdo que avives el fuego del don espiritual que Dios te dio cuando te impuse mis manos.  Pues Dios […]

Él costó del discipulado

Cada vez que el hombre experimenta un cambio, impera la necesidad de romper con paradigmas o estructuras ya formadas. Debido a que el hombre tiene la necesidad de romper una rutina o un formato para asimilar y lograr ejecutar el cambio. Ahora, en cuanto al Discipulado, ¿Por qué nos cuesta discipular o ser discipulados? Al hablar […]

Nuestra Galería

  • El llamado de Jesús de seguirle es una invitación a conocerle en intimidad para que desarrollemos una relación de confianza con su persona con el fin de poder crecer a su estatura. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:19 -20 BLA El pasaje anterior hace una invitación a la iglesia primitiva a comenzar la labor que Jesús hizo con ellos: discipular. Discipulado viene del latin "discipulus" y este de "discere"  o sea el que aprende o que se deja enseñar. La palabra disciplina tambi'en deriva de "discipulus" que quiere decir el orden necesario para poder aprender.  En otras palabras el discipulado es una invitación a caminar con alguna persona hasta formar un lazo de intimidad que me permita enseñar aquello que he aprendido. Esto va ligado de una actitud de querer aprender del que se le enseña y de tener algo para enseñar por parte del maestro. Los discipulos no fueron a discipular luego de escuchar un par de enseñanzas de Jesús, al contrario caminaron todo el tiempo con el maestro hasta el momento de estar preparados para poder enseñar a otros.  Esta enseñanza dista muchísimo de solo compartir un conocimiento teórico,  iba más allá de tener sentado a alguien solo para que te escuche por una hora. Es en realidad un acompañamiento hasta lograr ven un crecimiento genuino de las personas que son enseñadas. Esto fue lo que hizo Jesús con sus discípulos más que enseñar algo teórico, Él vino a mostrar su vida y que a través de su caminar ellos pudieran conocerle para alcanzar la estatura del varón perfecto. Tome un tiempo para analizar su posición actual, comience haciéndose las siguientes preguntas: ¿Estoy en la capacidad de discipular? ¿O necesito ser discipulado?. Es tiempo de romper ciertos conceptos que han impedido de que como iglesia seamos discipulados o que estemos discipulando a otros. Durante este mes estaremos conversando más sobre este tema y esperamos que sea de bendición para todos. Autor: Jonathan Zapata
  • En este día especial celebramos el cumpleaños de nuestro Pastor, líder espiritual y amigo el Rev. Eddi Adrián Figueroa, deseando que el Señor siga bendiciendo su vida y ministerio. “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 3ª Juan 1:2
  • Este domingo 30 de junio estaremos celebrando el 52 Aniversario de nuestra congregación. Habrá música especial, una palabra de aliento de parte del Señor para ti y muchas sorpresas más, te esperamos desde las 10 a.m. ¡No te lo puedes perder!
  • “Así que Dios creó al ser humano a su imagen y semejanza, creó al varón y a la mujer. Y los bendijo diciendo: «Tengan muchos hijos para así poblar el mundo y ejercer control sobre él: dominando a los peces del mar, a las aves del cielo y a toda criatura que se arrastra por el suelo».” ‭‭Génesis‬ ‭1:27-28‬ ‭PDT‬‬ Cuando Dios, nuestro creador, hizo al hombre y a la mujer conforme a su imagen y semejanza, los creo como participantes de su plan eterno. Dentro de ese plan estaba el de formar un matrimonio, un hogar y  una familia.  Desde el principio Dios concibió ese modelo de hogar, un lugar físico donde se reunieran los padres con sus hijos, para vivir juntos y convivir entre ellos en un ambiente bueno, de armonía, de comunicación, de comprensión, de paz y amor, pero sobre todas las  cosas, que pudieran reconocer a Dios como el centro de sus vidas, siendo el participante principal en el diseño de familia. Repasando en mi mente las familias formadas en la Biblia, recordé la familia de Adán, la de Abraham, la de Isaac, hasta la familia de Jesús. ¿Cuál de ellas fue la familia ideal?  Yo creo que ninguna fue una familia ideal, todas presentaban uno que otro problema, por ejemplo: envidia entre hermanos, un padre que convivio con otra mujer que no era su esposa, tal vez un padre de carácter débil, padres que tenían hijos preferidos, o familias que no estaban muy unidas. Pero para cada una de esas familias, tenía una participación en el plan eterno de Dios. (Fil.1:6) Hoy escuchamos voces que dicen: ideología de género, familias disfuncionales, hijos atormentados con diagnósticos como: autismo, limítrofes, lento aprendizaje, síndrome de Tourette, etc.; sentenciando a nuestros hijos a conductas dolorosas y traumatizantes. Pero hay una esperanza, para que nuestras familias sean un lugar donde puedan crecer, cada miembro debe poner sus ojos en Cristo Jesús, autor y consumador de nuestra fe. (Hebreos 12:2) Autora: Gisela Madrid de Gálvez
  • Con alabanzas, adoración, un inspirador mensaje del Rev. Orlando Lashley, un saludo especial del superintendente de las Asambleas de Dios Johny Saucedo, nuestro Pastor Adrián Figueroa y palabras de la Hna. Matilde Lao, la miembro más antigua de nuestra congregación, y una ofrenda de las primicias celebramos con gran alegría nuestro aniversario 52. Agradecidos con Dios por su fidelidad. “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,” Efesios 1:3
  • Cuando le abrimos nuestro corazón a JESÚS, pasamos de ser creyentes a ser discípulos dispuestos a difundir las buenas nuevas de nuestra ESPERANZA DE VIDA, JESÚS. Al experimentar el AMOR más grande e incomparable, maravilloso, confortable, que nunca nadie nos podrá ofrecer jamás.  Empezamos a conocer las verdades de un ser SUPREMO que por AMOR se entregó en una CRUZ por nosotros y se convirtió en nuestro PADRE. Es allí donde entendemos que con Él estamos unidos y ahora ya no vivimos para nosotros sino por ÉL y para ÉL. El discipulado es el proceso en el cual como discípulos crecemos en el Señor Jesucristo y somos equipados por el Espíritu Santo, que habita en nuestros corazones, para vencer cada prueba que la vida presente y volvernos más y más parecidos a Jesús. Pablo escribía a la iglesia de los corintios: “La única carta de recomendación que necesitamos son ustedes mismos. Sus vidas son una carta escrita en nuestro corazón; todos pueden leerla y reconocer el buen trabajo que hicimos entre ustedes. Es evidente que son una carta de Cristo que muestra el resultado de nuestro ministerio entre ustedes. Esta «carta» no está escrita con pluma y tinta, sino con el Espíritu del Dios viviente. No está tallada en tablas de piedra, sino en corazones humanos”.2 Corintios 3:2-4 (NTV) Discipular no es solo estudiar lecciones que aún no hemos terminado de aprender, tampoco es dictar reglas de lo que podemos o no podemos hacer. Por el contrario es: • Ser de ejemplos con nuestras vidas para ayudar a la transformación de alguien que al igual que nosotros un día tomo la decisión de conocer a JESÚS, conocer de su Amor. • Es enseñarle sobre el GOZO que trae JESÚS a nuestros corazones cuando disponemos agradarle. • Es mostrar lo humano que somos y como en medio de los errores que cometemos vemos manifestarse el poder de la excelencia que viene del ESPIRITU SANTO. “Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros”. 2 corintios 4:7 Dios le continúe bendiciendo este y todos los días de su vida. Autora: Katherine de Mendez Robateau
  • Jesús siempre será el perfecto ejemplo para aquel consejero, maestro y líder que se necesita para discipular, pero no solo eso, Jesús en su niñez fue también ejemplo, de que en cada etapa habrá alguien que nos enseñe, que nos oriente. Dice Su palabra que “..., en la multitud de consejeros hay seguridad.”(Proverbios 11: 14), y cada vez que lo leía me preguntaba, ¿Será que hay que tener a muchos consejeros? Pero luego pensaba en las etapas de nuestra vida, desde niños, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos; en cada una de ellas siempre hay alguien que recordar como aquel consejero que nos guiaba para que hubiera una dirección sabia a fin de no fallar, aún en medio de nuestra resistencia por dejarnos discipular o enseñar, sus consejos basados en aquella palabra que no regresa vacía, a Su tiempo daría fruto. Y cuando empezó a dar su fruto fue y ha sido de ayuda para que también lleguemos a ser consejeros, líderes, maestros,  así impactar en las etapas de otros sabiendo que llegaremos «... a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;»(Efesios 4:13). Sin importar el tiempo que tengas en la iglesia, Jesús no ha terminado su obra perfecta contigo. Sigue siendo un proceso de crecimiento. Comencemos simplemente por querer, elegir y seguir el ejemplo de Jesús. Autora: Diane Fennell
  • Los círculos de influencia son lugares destinados para hacer discípulos como lo hizo Jesús. «Vivan sabiamente entre los que no creen en Cristo y aprovechen al máximo cada oportunidad. Que sus conversaciones sean cordiales y agradables, a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona.» ‭‭Colosenses‬ ‭4:5-6‬ ‭NTV‬‬. Mientras Jesús estuvo en la tierra, hizo discípulos estando entre ellos, conviviendo con ello y yendo hacia ellos. Jesús no espero dentro de la iglesia a qué llegará  personas para discipular, sino que mientras cumplía su rol o responsabilidad, estuvo en medio de ellos y así les enseño tanto a los dice que le seguían como a quienes tuvieron la dicha de aprender en sus parábolas. Las palabras de Pablo retan muchísimo mi corazón, ya que muchas veces invertimos tiempo y esfuerzo por discipular a quienes asisten a  nuestras Iglesias o llegan de visita pero saliendo de ahí, nos olvidamos de que nuestro rol como hijos de Dios  se extiende más allá de las paredes de la iglesia. Pablo nos insta a vivir con sabiduría en medio de quienes no conocen la Verdad y ser, a través de Jesús, la respuesta que ellos necesitan. Cada uno de nosotros tiene diferentes círculos, ya sean sociales, familiares, profesionales, entre otros. Cada uno de ellos es un “círculo de influencia”; es decir, un lugar propicio para llevar la Verdad de Jesús. Esos son lugares para hacer discípulos, no colocándonos en una posición de liderazgo autoproclamado u otorgado por una autoridad terrenal, sino llevando con corazón humilde, palabras sabias, bálsamos al espíritu de quienes nos rodean, consejos a través del Espíritu Santo y ser un ente de bendición en dónde estemos, tal y como lo hizo Jesús. Mi invitación de hoy es a preguntarte cuáles son tus círculos de de influencia? A quienes crees que debes influir en ese lugar? Que estás haciendo por discipular las vidas de quienes están en tus círculos? Oro para que el Espíritu Santo te permita comprender por que te ha llevado  a los lugares donde hoy estás y oro para que Su gracia y Su sabiduría se puedan reflejar en tu vida para que otros puedan llegar a los pies de Cristo. Autora: Keila Alabarca
  • El mandato dado por Jesús antes de partir de este mundo fue claro, tenemos la misión como cristianos lavados y redimidos por la sangre de Cristo de predicar a todos el mensaje de “salvación”. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del  Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28:18-20 RVR-1960. Id y hacer discípulos no es una opción, Jesús  nos prepara, a través de su Palabra para luego ir a hablarles a otros. A veces nos sentimos limitados, que  no tenemos la sabiduría o el valor para hacerlo (eso es una limitante), pero tenemos que recordar que fue Jesús quien nos llamó, y si nos llama nos capacita de todo lo necesario para cumplir con esta misión, nuestro deber y responsabilidad es ir, es un acto de obediencia. Nosotros hacemos nuestra parte y Jesús hace la suya, nunca nos va a dejar solos. Él dice en su palabra “yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin”, y esa promesa es fiel y verdadera. Vamos a cumplir y hacer lo que Dios nos demanda, estamos viviendo tiempos difíciles y hay una humanidad que se pierde, cada día más va en decadencia, somos nosotros los llamados a salvarlos a través de la Poderosa Palabra de Dios. El ser cristianos pasivos, no cuenta, pues solo nos salvamos a nosotros mismo, debemos ser cristianos activos, para ganar este Mundo para Cristo. “Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece” Fil. 4:13 Autor: Lisy  de Escudero
  • La misión que Jesús nos deja después de su muerte y resurrección demanda de nosotros compromiso. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” ‭‭S. Mateo‬ ‭28:19-20‬ ‭RVR1960‬‬ Jesús instruyo a los discípulos durante su ministerio en la tierra terminando al final con la instrucción que representa la tarea que debemos de cumplir nosotros en la tierra: Id y haced discípulos. Esta misión encierra varios aspectos: Entender que es un mandato: Id y salgan de su comodidad Haced:  llevarla a cabo;  encierra disciplina. Discípulos: seguidores de Cristo. Enseñanza: Palabra de Dios Seguridad de que Jesús va a mi lado. Cuando estoy consciente de mí responsabilidad de discípulos delante de Dios, no pongo por excusa el no sé  testificar, la  burla  a la cual puedo ser sometida y algunas veces al rechazo porque estoy claro que el que está a mi lado me va a guiar y ayudar a hacerlo. El ser sus discípulos nos lleva a ser parte de esta misión, llevar a otros a conocer a Cristo y así instruirlos para que crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Hay muchas personas pasando por situaciones difíciles y sedientas en nuestro entorno proclamemos a Cristo y ayudémosle a crecer en Él. Autor: Iris Chavarria
  • Dios bendiga a todos los niños de Panamá! Feliz día🎈