Catedral de Vida > Devocional > La bendición de agradar a Dios
Devocional

La bendición de agradar a Dios

La bendición de agradar a Dios

Aconteció que después de estas cosas, Dios probó a Abraham, y le dijo: ¡Abraham! Y él respondió: Heme aquí. Y Dios dijo: Toma ahora a tu hijo, tu único, a quien amas, a Isaac, y ve a la tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Génesis 22:1-2

La historia del Patriarca Abraham y su hijo Isaac, nos enseña una profunda y genuina obediencia y un deseo incontenible de querer agradar a Dios, aun cuando debía sacrificar lo que más amaba. Después de tantos años de esperar por la promesa de un hijo, ahora Dios estaba pidiéndole que se lo devolviera.  

¿Estarías dispuesto a agradar a Dios, más que a ti mismo? ¿Entregarías tus propios deseos y anhelos por obedecer al mandato de Dios?

Dios siempre probará nuestro corazón para saber cuan dispuestos estamos a renunciar a nosotros mismos y a nuestros deseos y nos dará a conocer las bendiciones que produce agradarlo en todo. De acuerdo a lo que dice Deuteronomio 28, agradar (obedecer) a Dios: 

  • Seremos bendecidos en todas las áreas de nuestras vidas
  • Dios peleará por nosotros y nos defenderá de nuestros enemigos
  • Nos confirmará como su pueblo santo
  • Nos hará sobreabundar en bienes
  • Nos hará participe de su buen tesoro
  • Siempre seremos cabeza y nunca cola

Nunca habrá algo mejor que Agradar a Dios, esto es mejor que los sacrificios tal como dice 1 Samuel 15:22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. 

Esfuérzate por agradar a Dios, seguramente lo harás sonreír.